22 dic. 2012

Gossip Girl Season Finale: Fiesta Cosmopolitan en Orange Café (1/2)


Soy la Reina Cotilla vuestra mejor fuente de información sobre la escandalosa vida de la élite de Manhattan. 

Así, desde hace ya cinco años, es como la serie Gossip Girl nos abría sus puertas. 

Mirad, no nos vamos a engañar: Gossip Girl no es Lost (Perdidos), ni Los Soprano, ni Boardwalk Empire, ni Downton Abbey... Gossip Girl es Gossip Girl. Es una serie sobre una pandilla de pijos y sus "movidas" varias (que no son pocas). Física o química es una burda copia de la serie a la española... No voy a decir que es peor, porque GG no me parece mala y FoQ sí (aunque también la vi... sí, sí, enterita, ¿qué pasa?). Con esta introducción quiero decir que esa gente que la critica es la misma que ni se ha molestado en verla. Chicos, ver dos capítulos no os introduce en la serie, no podéis saber nada de ella así... Pero continuad viendo algunos episodios más, y entonces ya me contáis (ojo, no digo que vaya a gustar a todo el mundo, eso está claro). 

Aún no sé los argumentos que tiene esta gente para criticarla, salvo algunos como "son todos unos pijos" ... Son del Upper East Side, no sé qué clase de gente esperas que aparezca. ¿Los actores son malos acaso? Ya os digo que no. ¿Que el personaje de Serena es cansino? Bueno. ¿Eso convierte a Blake Lively en mala actriz? No. Y lo digo porque la he visto en La vida privada de Pippa Lee, Salvajes y Green Lantern, y está bastante bien. Al resto de protagonistas también los he visto fuera de la serie y me encantan. 

Bueno, bueno... imagino que si alguien ha acabado hoy leyendo este post no es para escuchar mi defensa a Gossip Girl, sino para leer mi opinión sobre el final de la serie y mi experiencia en la fiesta que montó Cosmopolitan en el Orange Café hoy en Madrid. 

Yo posando al ladico del Orange Café. Detrás hay un cámara que tomaba imágenes de la party.



Mi hermana y yo salimos ataviadas con nuestras camisetas de la serie (mi hermana de Team Blair y yo con una de Chuck, Blair, Serena y Nate) bien temprano por si había cola. Cuando llegamos ya había gente allí, así que nos pusimos a la fila. La espera se nos hizo eterna... Hasta que entramos. En la entrada tenían a Serena y Chuck de cartón piedra; un hombre muy amable comprobaba en su lista nuestros nombres y, después de hacernos entrega de unas gafas nos pasaron al photocall. Finalmente, bajamos... 
Nunca habíamos estado en el Orange Café (en Argüelles). Personalmente, el sitio me gustó mucho. En seguida localizamos la pantalla de Cosmo y unos pufs que había. Cogimos sitio y comtemplamos el ambiente: bastante más gente de lo que creíamos, la pantalla grande para ver los dos últimos episodios y otra más pequeña para ver los tweets de la gente (ahí es cuando nos percatamos de que habíamos estado twitteando con el hashtag que no era). Pronto empezaron a pasar bandejas con canapés de lo más buenos (salmón con brotes, ¡qué buenos!), tuvimos una consumición gratis e incluso dieron premios (aunque de una manera bastante discutible, he de decir). 

En fin... en vista de que este post va a quedar demasiado largo lo voy a dividir en dos partes. 

Continúo con lo que ha sido la fiesta. 
Una chica ha salido a darnos la bienvenida, ha mencionado que "el más tuitero" se llevaría un premio (qué graciosa, ya podría haber dicho que era indiferente si estaba o no en la fiesta ¬¬) y que tras la emisión de los episodios se entregarían los premios. De pronto... La cuenta atrás. ¡QUÉ NERVIOS! 3, 2, 1... ¡capítulo 6x09! ¡Y 6x10!

Las gafas de Cosmo que nos regalaron. To fashions

Tras la emisión hicieron la entrega de premios. Se los dieron a la gente que mejor iba customizada del personaje... En fin, sin comentarios. "Blair" y "Serena" iban bastante bien, pero lo de los chicos ha sido... un cachondeo. Si un chaval con una chaqueta y unos vaqueros es Nate... Mario Casas es Cary Grant (¡no, borrad esa imagen de vuestras mentes! ¡qué atrocidad acabo de decir!). Pues eso. Para colmo, el REGALAZO era un móvil y un pack de Nina Ricci, total nah... Y, salvo la chica customizada de Serena, el resto se lo han llevado sin ninguna ilusión. Qué rabia, por favor. ¿Tenían horchata en las venas o qué? Después se lo han dado al mayor tuitero... ¡tachán! ¡Se lo van a enviar a una chica que no estaba en la fiesta! ¿Hola? ¿Y eso? Yo también sé twittear desde mi ordenador a la velocidad de la luz. Menudo tongo. 
Finalmente han entregado premios de consolación: los carteles de los personajes de la serie (los de cartón piedra). La presentadora ha lanzado unas pelotas con los nombres de personajes... y las ha lanzado todas al mismo sitio, salvo una de Serena que ha lanzado malamente para atrás y que he rozado... en fin, tampoco cabía en mi habitación, pero me ha dado rabia irme con las manos vacías.

La pantalla donde se emitieron los dos últimos episodios de GG

En la próxima entrada sobre Gossip Girl comentaré los dos episodios y demás cosillas... es decir, que me centraré más en la serie. 


Por ahora corto y cambio (sé que no es muy interesante, pero debía hablar un poco de la fiesta; la experiencia ha sido gratificante).

XOXO, hasta el próximo post.


Esme_Heartilly

No hay comentarios:

Publicar un comentario