15 jun. 2015

Yo critico (series): 'Vis a Vis'.

¡¡Hola!! Eones después... hemos vuelto para dar la nota (no os lo creáis mucho tampoco), de forma más asidua, esperemos. Si no, aquí hay una servidora que sigue su camino escribiendo AQUÍ (spam ligerito). 

Después de mucho quejarme de 'Vis a Vis' porque al principio, sinceramente, nos lo vendían por las redes como Orange is the New Black... estos días que he pasado (y paso) con un gripazo me han servido para verla, juzgarla y finalmente, engancharme. 

(Cuidadito, que hay algún que otro spoiler, pero nada grave)

Las comparaciones entre ambas ficciones son inevitables, claro. Si bien es cierto que no es la primera vez que Antena 3 decide "reciclar" una idea original -véase el caso de Gran Hotel, justo después del éxito de Downton Abbey- creo que les ha salido bien la jugada. Mucho mejor que en el ejemplo citado, de hecho. 


Mientras que Velvet (una de nuestras ficciones "favoritas" de Atresmedia) no hay por dónde cogerla (y la cosa va a peor, salvo por el reparto y vestuario), y cosecha premios de forma inexplicable a pesar de tener un guión como poco, infame, ñoño y previsible, Vis a Vis sorprende incluso por un guión decente, una trama atrayente y que engancha. Por supuesto no todo es de color de rosa y no es nuestra adorada OITNB, pero creo que tampoco lo ha pretendido, ya que además se aleja del género de comedia y se centra más en el thriller. Esto me hace recordar el caso de El Ministerio del Tiempo y cómo se la asoció previamente a Doctor Who cuando en realidad ha sabido ser lo suficientemente original y, además, una de las mejores series españolas actuales (y una de las pocas). 

Dejando el resto de ficciones españolas a un lado... En Vis a Vis no tenemos a Piper Chapman, sino a su "versión española", Macarena Ferreiro (también rubia; la verdad es que han cogido el perfil de Chapman un poquito tal cual). Maca (odio su diminutivo) nunca ha experimentado con mujeres, no tiene a ninguna ex en prisión y está condenada a bastante más tiempo que la protagonista de la serie americana. Macarena fue engañada por el típico hombre con perfil del PP: camisa, polo, pelo repeinado largo por la nuca, casado y con hijos... Y que además era su jefe. Me cuadra que el personaje de Macarena, que durante los primeros episodios no tiene muchas luces, se deje engañar por un hombre que tiene escrito en la frente: soy un cabrón

Macarena los primeros cuatro, cinco episodios... puede llegar a sacarte de tus casillas porque no es que sea pava, es lo siguiente. Yo entiendo que tengas una personalidad así, porque en ocasiones he de admitir que hasta me siento identificada con ella... pero muchas veces se ha dejado pisar porque sí. Lo bueno es que llegado cierto punto de la serie esto cambia (un giro muy a lo Piper) y... es cuando empieza lo interesante. La actriz que la interpreta, Maggie Civantos (hizo un ridículo papel en la catastrófica Bienvenidos al Lolita), sin llegar a ser alguien que destaque o llame la atención, lo hace de forma bastante aceptable e incluso se nota su evolución a lo largo de la serie. 

Sin embargo... y antes de seguir con lo bueno, tengo que hacer hincapié en lo que no me gusta, y sobre todo tiene que ver con ciertos personajes o con los actores.


 Para empezar, estoy cansada de ver a la típica figura de madre (María Salgueiro) que ignora todo lo que pasa a su alrededor, se limita a deprimirse y a empastillarse y a preguntar "qué está pasando en esta casa" mientras el pardillo del hijo y el padre, que va de héroe y ya no está para esos trotes, se encargan de todo, porque claro... "no debemos preocupar a mamá", aunque eso conlleve dejarla sumida en la más completa ignorancia, claro que sí. Qué buenos y heroicos somos. Sí que es cierto que esto acaba por solucionarse, pero en fin... Si se tratase de un caso aislado no pasaría nada, pero la tónica de "madre-que-no-se-entera-de-nada-a-la-que-supuestamente-protegemos"... CANSA. 

Como malas interpretaciones distinguiría las dos siguientes: Daniel Ortiz (AKA Carapiedra) como Román, el hermano de la protagonista. A veces me cuesta creer lo que está diciendo porque no cambia de expresión, pero sí que es verdad que normalmente acaba convenciéndome, por lo que tendré que refrescarme la memoria y ver anteriores trabajos suyos para juzgar adecuadamente. 
Sin embargo, el que sí que me parece malo, inexpresivo y el dios carapiedra de la serie es Harlys Becerra, Valbuena en la serie. Para mí carece de toda credibilidad. Claro que, como es atractivo, tiene a las niñas loquitas (sólo hay que ver su twitter). Ojalá y mejore su calidad interpretativa porque se podría sacar mucho provecho de ese personaje. 

 Luego, por supuesto, tenemos a "los malos", que suelen ser los que más nos cabrean pero a su vez más nos gustan... Porque si nos "enfadamos" así con las situaciones que se desatan durante la trama, es porque el público nos lo creemos y por lo tanto, porque están haciendo bien su trabajo. El puesto de honor en este caso sería para Najwa Nimri (Abre los ojos, Los amantes del círculo Polar, Oviedo Express...), es decir, Zulema: la presa más peligrosa de la cárcel (y que me fascina, la verdad). Seguida por Ramiro Blas, el doctor Sandoval: un psicópata pervertido que se suma al carro de hacerle la vida imposible a Macarena (el más hijo de p*** de todos, de momento). Incluso podríamos mencionar a Inma Cuevas, por qué no, que encarna a Anabel, una presa que nos presentan como una simpática mosquita muerta y con la que debes tener cuidado si algo, cualquier cosa, es lo que le debes. En los momentos de tensión con Macarena, aún no entiendo cómo ésta no le ha cerrado ya la boca de un guantazo. Cumplid mi sueño, guionistas (aunque esto sólo sea una serie y ellas dos actrices). 

Continuando con los personajes, creo que es imposible no adorar a Rizos (Berta Vázquez), admirar la entereza de Miranda (Cristina Plazas) e imposible no cabrearte con el más chulo de la cárcel (junto con Valbuena): Fabio (Roberto Enríquez, al que conoceréis por la serie Hispania o Isabel, entre otras). Típico macho alfa, chulo, que se cree en posesión de la verdad en todo momento y piensa que es la autoridad en todo lugar, incluso frente a compañeros buenazos como Palacios (Alberto Velasco). ¿Se nota la tirria que le tengo a este personaje? Creo que mantengo una relación de amor (bueno, no llega a eso)-odio con él. O ni eso. Viendo los acontecimientos del último episodio  emitido, sólo espero que no vaya de héroe ahora, y hablando de héroes...


Carlos Hipólito (voz en off de Carlitos en Cuéntame cómo pasó), dejando a un lado su interpretación, correcta como siempre, tiene a un personaje que me saca de mis casillas. Ir por ahí con un arma encima y creyendo que aún estás en el cuerpo policial... Por los hijos se hacen locuras, sí, pero es un personaje muy obstinado, y a veces tanta obstinación cansa. Como la continua torpeza de su hijo, Román, que para mí da más imagen de pringado que Palacios, sinceramente. 

En cuanto al resto de reclusas, creo que el reparto es muy variopinto y han sabido escoger de maravilla todo tipo de perfiles. Todas son de lo más naturales, seguramente sean de las mejores interpretaciones de la serie, y algunas de sus historias más interesantes que la previsible vida pasada de Fabio. 

La apertura de la serie, aunque sencilla, me parece algo sorprendentemente destacable (sin duda mucho menos extensa que la de OITNB). Visualmente es bastante correcta, e incluso finalmente disfruto de los fragmentos en los que las presas son entrevistadas. 



En definitiva... una de las pocas series españolas medianamente decentes en lo que llevamos de año. Siento haberla prejuzgado porque ha sido un descubrimiento bastante gratificante. Espero con ganas el siguiente episodio (el 9).

Si alguien no la ha visto y tiene curiosidad, AQUÍ (tenéis que estar registrados) encontraréis todos los capítulos en HD (pero con cortes publicitarios repentinos y muy molestos, por desgracia).

Esperemos que tenga un gran final de temporada, digno de comentarse por estos lares.


Esme_Heartilly

5 comentarios:

  1. Tengo que decir que es la primera serie española que puedo ver y que me ha enganchado. Tenia prejuicios pero también tenia curiosidad de como conducirían el tema de la homosexualidad, de los centros penitenciarios, clichés, etc.

    En ese sentido, estoy muy decepcionada. A parte de los roles típicos y machistas de todos los personajes masculinos y algunos femeninos (que realmente describe a la perfección la sociedad española), a parte de todo eso, me molesta mucho que , a diferencia de OITNB, son incapaces de aceptar el lesbianismo.

    Presentan escenas lesbicas, sí, pero por morbo. No pueden ni plantearse que Macarena este satisfecha con una mujer, esta claro (según el punto de vista del director y de la sociedad hetero-normativa), que tiene que haber un buen macho (Fabio) y ella se rinde a sus pies. El planteamiento ideal seria:¿ Maca no es homosexual? pues que sea heterosexual y ya esta, pero como necesitan darle al espectador el morbo, usan éste típico argumento que esconde una actitud homofóbica, muy triste..

    En mi opinión esta serie está hecha para satisfacer a los espectadores heterosexuales, a diferencia de Orange Is The New Black, dónde las personas homosexuales, nos podíamos sentir algo mas cómodas. Para mi es bastante frustrante. Pero era demasiado pedir para una serie española. A pesar de esta crítica, la trama de suspense y algunos personajes estan muy bien trabajados y me quedo sorprendida con este trabajo de todo el equipo técnico y de reparto, que había subestimado! Gracias por el post!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo primero de todo, gracias por el comentario y perdona por tardar en responder.
      Estoy completamente de acuerdo. A ver, tengo que decir que para mí ha sido una de las mejores series (españolas) de los últimos años, estaba completamente enamorada de Najwa Nimri y tenían cosas muy buenas. Pero en lo que respecta al tema de la homosexualidad, y viendo cómo quedó el final... fue lamentable y una absoluta decepción. Además, lejos de derribar estereotipos los perpetraron. En fin... ya se sabe, o nos daban esto o la muerte de una lesbiana xD todo manchado con puro morbo y nada más.

      De nuevo, gracias por pasarte ^^

      Eliminar
  2. Me encanta la serie, pero creo que ahora con la ñoñería de la historia de amor entre Macarena y Fabio se va a empezar a estropear, va a terminar siendo un culebrón desaliñado y poco original, estoy totalmente de acuerdo con Agnès, no me gusta como se trata el tema de la homosexualidad, si el verdadero amor para Macarena es Fabio, o cualquier otro tipejo, no tenían que haber incluido la tontería de estar con otra mujer, es eso, morbo porque ella ha estado con alguien de su mismo sexo, creo que sobra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! y perdona por responder tan tarde. Como ya le dije a Agnès, estoy completamente de acuerdo con ella. Lo de Fabio fue una sobrada, además que desde el principio de la serie se veía venir... pero lo cierto es que quise creer (qué fé) que no lo harían. Primero porque era lo más previsible y segundo porque no tenía ningún sentido. La forma de tratar la relación con Rizos fue super rastrera, tratándolo con una indiferencia abrumadora, como si su relación no fuese realmente eso, una relación, y se tratase simplemente de dos colegialas experimentando porque sí.
      Perdona si me he exaltado en mi opinión jajaja. Gracias por pasarte n_n

      Eliminar
  3. ¡Hola! A mí me pareció genial cómo los personajes expresaban su amor, celos y pasión con su cuerpo, actitudes y acciones, por ejemplo Saray, que realmente amaba a Rizos, o cómo esta última hacía de todo por el bienestar de Macarena.

    Lo que me pareció increíblemente triste fue el hecho de que lo de Macarena y Rizos no fuera un amor real, sino, como ella lo dijo "agarrarse a ella como un salvavidas", pues todo lo que intentaba para trabajar en la relación no funcionaba debido a que no estaba siendo honesta consigo misma, no la amaba realmente y también fue desgarrador ver cómo dos personas que dijeron tenerse cariño (Rizos y Macarena) literalmente se ofendían y se agarraban de la greña; esto después de que terminaran definitivamente.

    Por otro lado, las escenas que Rizos imagina de casarse con Macarena me parecieron muy lindas, quizá porque eso era imposible que sucediera, pero se veía cómo Rizos sí estaba enamorada.

    ResponderEliminar