5 ene. 2013

"Babel", también llamada: ¿Cómo puede ser tan guapa Aitana Sánchez Gijón?

BABEL

Autor: 
Andrew Bovell
Adaptación: 
Pedro Costa

Dirección: 
Tamzin Townsend
Ayte. dirección: 
José Luis Sixto

Reparto: 
Aitana Sánchez Gijón     Jorge Bosch     Pilar Castro    Francesc Albiol 



Viernes, 4 de Diciembre. Son las siete menos cuarto en el teatro Marquina. Andando hacia la puerta, nos pegamos un susto por unas treintañeras repipis que bajan del taxi y corren a abrazarse al grito de "PINGU" (o algo así). A pesar de este contratiempo, entramos sin problemas. El teatro no está mal, es grandecito. En mi opìnión, similar al teatro Lara en tamaño.
Agradecemos que los asientos fueran buenos (lo vimos estupendamente desde nuestra fila, la 7) y nos sentamos esperando que no tarde mucho en empezar (la acomodadora era una siesa. Sí, tenía que decirlo. ¡AMARGADAAA!). Nos damos cuenta de que el papel que cuelga del programa advierte de que uno de los actores será sustituido por otro. Nos es indiferente, puesto que no lo conocemos, pero leñe... ¡Eso se avisa antes! ya que si hubiera sido con otra del reparto, cierta amiga mía les hubiera quemado hasta las taquillas.



Comienza la función y lo primero en lo que me fijo es en Aitana Sánchez-Gijón. Tal vez influyera que Esme_Heartilly estuviera dándome leches en el brazo porque ella estaba allí (muy guapa, he de reconocer).
El principio me sorprende. Dos parejas nos cuentan dos historias diferentes pero entrelazadas, todo esto a la vez. Al principio me costó centrarme y seguir las dos conversaciones (cosa que, supongo, también le costaría a ellos) pero según hablan me voy acostumbrando y entendiendo todo más o menos. Empieza a transcurrir la historia y según van sucediéndose los acontecimientos, voy recordando la peli. Sí, ese mismo día, y gracias al programa, nos enteramos de que la obra estaba basada en esa película que vimos las dos hace un tiempecillo: Lantana. Aún recordándola, el final me deja fría. Los gritos de la protagonista, el terror reflejado en su cara... muy impactante. Complementan bastante bien el decorado, que no era muy allá, con los medios audiovisuales, por lo que el resultado es más que aceptable.
No puedo quejarme de ninguna de las interpretaciones, puesto que hasta el que estaba sustituyendo lo hizo muy bien (me gustaba más que el original, oye xD). Aitana (Sánchez-Gijón) no dejaba de provocar con esas falditas y esos bailes sexys que se marcaba ella sola (su compañera de reparto también se marca algún que otro baile, pero habiendo visto el otro... No hay color).
Si tuviera que quedarme con una escena de toda la obra, sería aquella en la que, tras una tela, bailaba una de las parejas protagonistas. Tan solo se veía la sombra de los dos, fusionándose mientras se mezclaban con la música. Impresionante.
Conclusión: una obra muy recomendable a pesar del precio (20 euracos, casi ). El teatro acogedor y... AITANA, GUAPA.



                                                                                                                               Jenny_crown

No hay comentarios:

Publicar un comentario