6 feb. 2014

¡Me gusta Kristin Scott Thomas!

Iba a esperar al 24 de mayo para escribir el especial de esta actriz, pero debido a una reciente noticia hemos decidido que sería mejor adelantarnos unos meses. 

Algunos titulares de ayer anunciaban la retirada de la actriz, que lleva planteándose desde hace ya veinte años, en los 90.


Quiero pensar que no es un adiós para siempre y que en algún momento alguien sabrá darle un papel digno de ella. Porque no nos engañemos, a esta pobre mujer se han dedicado a ofrecerles papeles secundarios en muchísimas producciones solo para tener a alguien con algo de renombre en su cartel. Alguien que sabían que ejecutaría a la perfección su interpretación. 

Es triste que se la haya olvidado tanto desde la maravillosa El paciente inglés (1997). Donde por cierto, tiene la única nominación al Oscar de su carrera. No tengo nada en contra de Frances McDormand en Fargo (fue quien se llevó el galardón)... pero no es Kristin haciendo de Katharine Clifton. 

Hay muchos que la juzgan por uno de sus últimos trabajos, Only God Forgives, pero lo que no deben es confundirse: la película es malísima (en mi opinión; de veras que me resultó insoportable), pero ella NO lo hace mal. Tendemos a confundir esto y mucho. Todos los actores tienen malas películas... ¡hasta Meryl Streep! Pero, ¿os habéis molestado en ver un poco más allá del tostón que os estáis tragando? Igual la parte positiva sólo se encuentra en el reparto. ¿Por qué no admitirlo? ¿O es que no habéis visto bodrios con interpretaciones salvables? Y ojo, que no digo que sean actores que siempre lo hagan bien (aunque en este caso, aún no he visto mal a Scott Thomas). Piper Perabo (no me matéis por este ejemplo, por favor) está muy bien en El último suspiro, pero no hay quién se la trague en Rosas Rojas. De verdad que es de las pocas veces que me he dicho: Por favor, deja de hacerlo tan mal. No te lo estás creyendo ni tú (claro que, normal, menuda peliculita... pero ese es otro tema, ejem). 


Tampoco Bel Ami fue un acierto en la filmografía de Kristin. Ni por ella me atreví a pagar la entrada, y bien que hice, porque para ver a Pattinson soltando grasa por el pelo e intentando convencernos de que es un dandy... en fin. 

Pero parece que todos hemos olvidado La llave de Sarah (en Madrid sólo se estrenó en Kinépolis, ¿qué os parece? muy normal todo) donde nos encontramos rodeadas de gente que lloraba CON LA ACTRIZ (y eso sólo lo puedes conseguir si eres muy muy buena -o si eres Emma Thompson y rezumas cuquicidad, je), je). O En la casa, con un secundario al menos digno de ella. Incluso podíamos destacarla en el biopic Nowhere Boy, o en La pesca del Salmón en Yemen (el mejor personaje de la cinta con diferencia, divertidísimo además). 

Pero claro, lejos nos queda ya su papel protagónico (el último que han sabido reconocerle, por cierto) de Hace mucho que te quiero. Y antes de ese, Gosford Park, y paremos de contar. 

Personalmente, mi favoritas de ella son: El paciente inglés (quien me siga un poco sabe que estoy un poquito obsesionada con esta película desde que la vi...), El hombre que susurraba a los caballos, Caprichos del destino (está en mi lista de infravaloradas, y sé que mucha gente no lo entenderá), En la casa, La casa de mi vida (repetida por LaSexta3 hasta la saciedad ya), Partir (me pueden los dramas de este tipo, aunque Sergi López no me cuadraba mucho como pareja), La llave de Sarah, Lunas de hiel (¡qué final! sublime) y, por supuesto, Cuatro bodas y un funeral (cuando empecé a seguir a Kristin Scott Thomas me di cuenta de que en realidad Hugh Grant es retrasado por quedarse con Andie Macdowell, ¿o no? :P). 

También me gustan otras que no he visto tanto. Sí que es verdad que no he logrado acabar Alta sociedad (algún día volveré a intentarlo) o que El misterio de la villa me resultó una decepción. Siempre hay excepciones, claro.
A mí En sus manos no me pareció tan mala como la pintan, es más, me sorprendió lo mucho que me gustó (creo que es porque estoy enferma y esas historias me gustan, ups...).



¡Oh! Logré encontrar (aún la tengo pendiente) Un verano inolvidable, pero no No llores más, mi lady (sí, es un telefilme, pero el libro es de una autora que me encanta y sale ella... ¿me la envía alguien para hacerme feliz? porfi). 
Por lo pronto, al menos aún nos quedan unas cuántas películas suyas por estrenar y que podremos disfrutar (y una de ellas junto a su amigo Ralph Fiennes otra vez). 

Ya os he dado la chapa con otra de mis actrices favoritas, pero esta noticia lo merecía (en realidad siempre tengo una excusa para hablar de mis debilidades mitómanas). 
Como tributo, creo que veré el resto de películas de ella que me quedan (¿alguna recomendación de las que no he mencionado?). 

Un saludo, nos vemos pronto (o no, que ya sabéis cómo somos de inconstantes... je). 


Esme_Heartilly

1 comentario:

  1. Completamente de acuerdo con lo que dices. Kristin es una gran actriz, y ha estado infrovalorada y mucho. De todos modos no creo que sea una retirada para siempre. Va a hacer teatro porque es lo que más le gusta, y supongo que seguirá haciendo películas siempre que le ofrezcan un buen papel,me imagino. Peliculas como Hace mucho que te quiero, La llave de Sarah..y muchas otras pasaron desapercibidas y apenas se estrenaron en los cines. Una lástima porque su actuación fue sublime. Caprichos del destino, también me gustó mucho y fue muy poco valorada. No han sabido darle buenos papeles, y creo que por eso también debe estar cansada del cine. Espero que siga deleitandonos de vez en cuando con una buena película.

    ResponderEliminar