17 jul. 2014

Yo critico: 'Bajo la misma estrella'.

¡Muy buenas! ¿Qué tal el verano? Aquí en Madrid nos estamos asando, la verdad. Fue por eso (y por la visita de unas amigas) por lo que decidimos entrar al cine (era la promoción de 3'90€ en Yelmo) a ver de una vez por todas Bajo la misma estrella.


Si sois seguidores del blog sabréis que en su día ya hicimos una crítica a la novela. En general nos gustó bastante, aunque no de forma tan obsesiva como para leérnosla 2 o 3 veces en un mismo año. Es una buena novela, pero tampoco hace falta exagerar, que hay muy buenos libros ahí fuera sin ser leídos aún. 

La cosa es que después de llegar apuradísimas y tenernos que separar en dos filas diferentes, después de muchos trailers (que por cierto, yo no he visto argumento más confuso que el de Belle, porque parece que va a ir de las dos tías... cof cof cof, sin comentarios, en realidad no tiene nada que ver con lo que pensábamos), al fin comenzó la película. Lo bueno de ir a verla en VOSE es que es bastante difícil encontrarte al típico grupito de niñas que van a gritar, lo cual se agradece infinitamente. 

La película en conjunto está bastante bien. Tampoco sé qué se puede decir que no hayáis oído ya. Es una muy buena adaptación (aunque con 126 minutos que dura la película, lo difícil era hacer lo contrario)... pero tiene sus fallitos.  Podría deshacerme en halagos con Shailene Woodley (a mí me tiene ganada desde Los descendientes, la verdad), que interpreta a Hazel Grace, la protagonista... y lo hace maravillosamente. Consiguió que una película como Divergente (que es "buena", pero no llega al nivel de Los juegos del hambre) sea bastante mejor de lo que es. Para mí es una de las chicas con futuro más prometedor de Hollywood, si sabe elegir proyectos (que hasta ahora, chapeau). También podría decir que Ansel Elgort me sorprendió gratamente, y me gustó más que en Divergente (que por cierto... ¿no había más actores para hacer del hermano de la protagonista? A mí me parece turbio que tan seguido en una película sean hermanos y en otra pareja... que sí, que es normal que se coincida en estas cosas... pero actores como este chico hay a puñados, no nos engañemos). A Nat Wolff le han ignorado prácticamente, y no hay mucho que decir de él, porque pasa casi desapercibido. Laura Dern me pareció la perfecta elección para la madre de Hazel (el padre es otro que pasa desapercibido). 
.
Adjunto la prueba de que estuvimos ahí.
Y ahora tengo que explayarme un poco: "Un hombre barrigudo, con poco pelo, mejillas caídas y barba de una semana entrecerró sus ojos deslumbrado [...] Su cara y su barriga eran tan redondas y sus brazos tan flacos que parecía una bola de masa con cuatro palillos clavados" (cita textual). Y te plantan tan tranquilos a Willem Dafoe. "Tenemos a Laura Dern, busquemos a otro actor de renombre para darle más caché", me imagino que pensaron. Pero es que no pega, y no es que lo haga mal, al contrario... pero al menos en nuestro círculo de amigas opinamos lo mismo. El fallo de reparto recae en él, y es una pena porque con otra elección no me habría chocado tanto. 

La fotografía me pareció de los mejores aspectos técnicos de la película, a cargo de Ben Richardson (responsable de una fotografía igual de preciosista en Bestias del sur salvaje). La elección de la música y la BSO en general ya la esperaba buena de por sí (me enamoró el tema de Coldplay en el trailer, y eso para mí ya es buena señal). Los responsables de esto, Mike Mogis y Nate Walcott, son los mismos que ya trabajaron con el director, Josh Boone (director de la maravillosa -para nosotras- Un invierno en la playa, Stuck in love, de la que os hablamos el verano pasado). Y del guión... con decir que Scott Neustadter y Michael H. Weber son los mismos que llevaron a cabo (500) Days of SummerThe Spectacular Now (y sí, los pongo en inglés porque la traducción de los títulos en español es espantosa), no hace falta que diga mucho más, ¿no? 

La cosa es que antes de cerrar esta crítica, quiero a su vez hacer otra crítica a un aspecto que daña, en nuestra opinión, la imagen que rodea al film, y es el estúpido fenómeno fan
Entendemos que la película sea triste (yo fui la primera que lloró, de forma discreta, porque no hace falta que se entere todo el cine de lo compungida que te sientes)... pero hay algunas (bueno, y algunos, no os creáis) que os pasáis cinco pueblos. Me pregunto (y una vez más, mencionamos esta serie) qué pasaría si vierais The Big C. Os da algo, en serio. Porque si existe un retrato, una historia sobre la vida y el cáncer, que no roce la ñoñería máxima (como pasa en Bajo la misma estrella, Y ESTO ES ASÍ)... es la de esa serie. 
Lo que no entiendo es que gente de nuestra edad (ya tenéis 20-21 años o más, no 16) de verdad caigáis en este estúpido fenómeno y encima lo alimentéis. "Voy a ponerme una foto con el Okay en whatsapp/Facebook/Twitter/la puerta de mi casa, soy súper original y quiero un Augustus Waters en mi vida". Que entendemos que pueda gustarte, pero madre mía, que esto al final va a acabar peor que el fanatismo por Crepúsculo, pero aún más ridículo. Con gente que comenta que quiere tener cáncer o un novio que lo tenga para vivir una historia igual... ¿estáis mal de la cabeza o qué? No, en serio. 

El enamoraros, por cierto, repentinamente de Ansel Elgort... en fin. Nunca entenderé cómo sólo por aparecer en una película o ser famoso ya te conviertes automáticamente en guapo/a (porque estas niñas y no tan niñas no hablan de su talento interpretativo, para ellas es Augustus Waters y YA, y lo seguirá siendo y no lo sacarán de ahí, porque en cada película que lo vean seguirán enchochadas del mismo modo... es triste, cuando no tienes 15-16 años). El mejor ejemplo: Benedict Cumberbatch. Es muy buen actor, pero tiene cara de alien... Y le tratan de guapo. Que sí, que en este mundo hay de todo, pero vamos a ver... verle como uno de los actores más guapos (no atractivos) del panorama actual es estar muy ciega, pero claro, es Sherlock y es famoso... lástima.  Y así con todo.

Tengo que apuntar, antes de acabar, que la recién estrenada (al fin) Ahora y siempre (Now is Good), tiene poco que envidiarle a esta. Si bien, Bajo la misma estrella es mejor, podéis darle una oportunidad a esta otra adaptación.

Resumiendo: una muy buena adaptación, disfrutable, sin ser extremadamente ñoña y por la que merece la pena pagar, especialmente si te has leído la novela.


                                                                                 NOTA: 8/10



Esme_Heartilly

No hay comentarios:

Publicar un comentario