13 nov. 2014

¡Me gusta Grace Kelly!

Ayer, 12 de Noviembre, Grace Kelly hubiese cumplido 85 años.


Justo hoy hablaba de los actores fetiche de algunos directores, y en seguida se me vino a la cabeza la obsesión del maestro Hitchcock por Grace Kelly. Creo que de haber sido por él, habría hecho que Grace protagonizase todas sus películas hasta el día de su muerte. ¿Por qué digo esto? En 1954 la dirigió en Crimen perfecto y en La ventana indiscreta. Un año después, rodó la maravillosa Atrapa a un ladrón, que sería la última colaboración entre actriz y director, ya que desgraciadamente, Kelly tuvo que rechazar el papelón de Marnie, la ladrona (que finalmente llevó a cabo Tippi Hedren... que, como muchos sabréis, sufrió "cierto acoso" por parte del maestro del suspense) por el pueblo monegasco, que se negó a que su princesa volviese a las pantallas (esto lo podemos ver reflejado en la película Grace of Monaco). 

Dejando a un lado el tema de los actores fetiche y a directores obsesionados con las rubias (hay que decir que Hitchcock tenía muy buen gusto), la actriz y posterior princesa de Mónaco, a pesar de no tener una extensa carrera cinematográfica (aunque hizo bastantes cosas antes de dar el salto a la gran pantalla), y no destacar especialmente por sus dotes interpretativas (aunque a mí, personalmente, me encanta), tiene algunas pequeñas joyas que no debemos dejar pasar.

En 'Atrapa a un ladrón'.

Mi favorita es El cisne, dirigida por Charles Vidor (Gilda, Adiós a las armas) en 1956 y que fue la penúltima película antes de cambiar completamente de vida. De hecho, si mal no recuerdo, en el rodaje de esta, Grace Kelly ya tenía el anillo de pedida del príncipe Rainiero (aunque igual esta anécdota es de Alta sociedad). 
La historia la protagoniza junto a Alec Guinness y Louis Jourdan. El primero es, sin duda, el mejor personaje de la película. Te lo presentan como si se tratase de una persona extremadamente seria pero es con quién más te reirás a lo largo del filme. Louis Jordan está muy correcto, guapo... muy él. Y Grace Kelly, además de salir preciosa, interpreta a un personaje con carácter y esto es suficiente como para que al menos gane algún punto en su interpretación (para mí, de hecho, es de las mejores que tiene). La escenografía está muy cuidada, el vestuario es una maravilla, los espacios más de lo mismo... pero el final, hasta dónde alcanzo a recordar, lo recuerdo triste.

Si antes os hablaba y recomendaba una película, ahora aprovecho para deciros que huyáis de la ridícula Fuego verde, de Andrew Marton (quién también dirigió Las minas del rey Salomón en 1950 -que por cierto me encanta y aprovecho para recomendar-). A mí me dio mucho coraje ver que en el pack de películas de Grace Kelly no venían ni La ventana indiscreta ni Solo ante el peligro. Pero sí Fuego verde. Y oye, ella sale guapísima (como siempre)... pero ver una película sólo para disfrutar de su espectacular físico no merece la pena. Absurda, con personajes hostiables odiosos y clichés, con un Stewart Granger al que yo misma le hubiese tirado las piedras (falsas, de cartón piedra, mal disimuladas) del final de la película a la cabeza.

Mi pequeña colección (ampliada posteriormente)

Su última película fue la última que vi de ella: Alta sociedad. Es Historias de Filadelfia convertida en musical, con Frank SinatraBing Crosby incluídos. No es un bodrio como Fuego verde, pero como es obvio, las comparaciones con la genialidad que es Historias de Filadelfia... es inevitable. El musical no es de los más cansinos (admitid que por muy amantes que seáis de los musicales, a veces las ganas de poner el mute es algo que no se puede evitar), pero tampoco creo que sea digno de recordar. Lo único que se me viene a la cabeza de la actriz que nos atañe en este post es lo guapísima que salía y que no cantaba una mierda apenas nada. Su última película e hizo esto...

Pero ¿veis? Sale muy guapa.
No puedo irme sin mencionar que, aunque algunos la tachen de ser una actriz penosa, Grace Kelly obtuvo su primer, único y (para mí) merecido Oscar por La angustia de vivir, un drama que protagonizó junto a Bing Crosby y William Holden (no sé si os habéis dado cuenta, pero con Holden hace una pareja espectacular, también en Los puentes de Toko-Ri, aunque sale nada y menos). No es de mis favoritas, pero tengo que decir que al menos en esta la recordarás porque interpreta a una mujer muy diferente a las que nos tiene acostumbrados; aquí no la recordaremos simplemente por guapa, eso está claro.


Y por último... cómo no hablar de Mogambo de John Ford (también me gusta mucho, es un clasicazo que nadie debe perderse), y de su polémica con el primer doblaje (con censura previa) en nuestro país (España). Esto se ha discutido millones de veces y no voy a decir nada nuevo, pero es que me hace mucha gracia... ¿cómo puedes disfrazar un adulterio con un incesto? ¿Quién fue el listo? ¿¡Es que le pareció una idea mejor?! ¿Durmió tranquilo y satisfecho por las noches? ¿¡LE DA A LA TRAMA ALGÚN TIPO DE SENTIDO?! 

Son todo preguntas retóricas. La respuesta es demasiado obvia.

¡Hasta más ver!


Esme_Heartilly


No hay comentarios:

Publicar un comentario